Cirugía Ortopédica y Traumatológica

El ejercicio de la especialidad de la Cirugía Ortopédica y Traumatológica se ocupa del manejo (diagnostico y tratamiento) de las enfermedades que afectan el sistema músculo-esquelético.

La Traumatología se refiere a: fracturas de los huesos, lujaciones o dislocaciones de las articulaciones, esguinces o lesiones por estiramiento de los ligamentos, rupturas tendinosas y otras, ocurridas como consecuencia de lesiones traumáticas agudas, por accidentes.

La Cirugía Ortopédica trata las alteraciones del esqueleto por anomalías del desarrollo y crecimiento, o de tipo congénito, que se observan principalmente en la edad infantil; lesiones tumorales, que pueden ocurrir a cualquier edad; las secuelas de lesiones agudas tratadas inadecuadamente, que producen deformaciones o condicionan trastornos funcionales; o aquellas afectaciones debidas al desgaste, propios de la edad avanzada, que incapacitan al paciente mayor, en sus actividades de la vida diaria.

Podemos observar que estas afecciones pueden ocurrir en cualquier zona del esqueleto: cráneo, cara, columna vertebral, tórax, pelvis, hombro, brazo, codo, antebrazo, muñeca, mano, dedos, cadera, muslo, rodilla, pierna, tobillo, pie, dedos. Nuestra especialidad se ocupa del manejo de todas estas lesiones.

Las lesiones descritas de acuerdo a sus características propias, pueden ser susceptibles a diversos tipos de tratamiento tales como:

MÉDICO: que se aplica en lesiones menores, tipo contusiones o esguinces leves y que consiste en la administración de analgésicos, antiinflamatorios, antibióticos, infiltraciones, etc.

ORTOPÉDICO: que pudiera exigir algún tipo de manipulación, o tracción, seguido de una inmovilización, con aparato de yeso, o confeccionado previamente, de tipo comercial.

QUIRÚRGICO: indicado en lesiones más complejas, en las cuales se hace necesario una reconstrucción anatómica mas precisa, para que luego pueda exigirse una funcionalidad mas adecuada; o cuando se debe remover alguna estructura dañada o enferma. Esta alternativa de tratamiento puede significar dimensiones muy variadas, desde cirugía menor con anestesia local, hasta grandes cirugías que pueden implicar hasta el sacrificio de algunas estructuras, seguido de grandes esfuerzos de reconstrucción, con prótesis o transplantes; técnicas microquirúrgicas; o técnicas relativamente poco agresivas, muy modernas, con un importante soporte tecnológico, como lo son las prácticas de cirugía artroscópica.

Estos procedimientos quirúrgicos pueden realizarse de forma ambulatoria, que es la tendencia actual con la finalidad de reducir los costos o pueden requerir de una estancia hospitalaria para el manejo post-operatorio inmediato.

Es importante destacar que muchos de estos tratamientos, que tienen como objetivo la restitución anatómica, o el manejo del daño como tal, deben ser seguidos de un programa de rehabilitación por FISIOTERAPIA, para ayudar al paciente a lograr una recuperación funcional de la región afectada.

El tipo de tratamiento para la afección que el paciente presenta, deberá ser aconsejado por el especialista, quien de acuerdo a su experiencia, seleccionara entre las diversas opciones el más adecuado para cada caso en particular. Por lo tanto el paciente debe consultar a un especialista con un nivel de formación, que le permita un criterio sano que ofrezca el mejor resultado posible para beneficio del paciente que está depositando su confianza en su sano juicio.

 

  Edif. Santa Inés I - Piso 1 

  +58 (212) 949.6278