8 preguntas frecuentes de las mamás primerizas

En ocasión del Día de la Madre, que en Venezuela se celebra el segundo domingo de mayo, respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes de las mamás primerizas o que están por dar a luz, relacionadas a su interacción con el recién nacido durante el primer mes. El doctor Tony Manrique, pediatra del Centro Médico Docente La Trinidad, despeja algunas dudas comunes.

  1. ¿Cuál será la apariencia de mi bebé al nacer?
    Es factible que el recién nacido no luzca como el niño “gordito” que algunos padres tienen en mente, más parecido a bebés mayores, de 3 a 4 meses. Al nacer, el bebé no sólo viene recubierto de una sustancia blanca llamada vérnix, que le permite deslizarse por el canal del parto, sino que la cabeza se aprecia grande con relación al cuerpo y los ojos y la cara pueden verse hinchados, como consecuencia del trabajo de parto. Esta apariencia es temporal y absolutamente normal.

  2. ¿Qué es eso que cubre la piel del recién nacido?
    Tras el nacimiento, la piel del bebé se encuentra cubierta de un vello fino, llamado lanugo, el cual se cae gradualmente en el primer mes, dando lugar a la piel suave característica del lactante. Durante las primeras semanas, el niño puede desarrollar en la cara y el cuerpo una erupción llamada eritema tóxico, el cual se asemeja a un salpullido. Su causa exacta se desconoce, pero ya que no produce complicaciones y desaparece espontáneamente, no merece demasiada importancia.

  3. ¿Cómo puedo comunicarme con mi bebé?
    El recién nacido no puede hablar ni decir lo que siente o quiere; sin embargo, el hecho de que no tenga un lenguaje definido no implica que no se comunique contigo. Lo hará a través de tres patrones diferentes de llanto: el de hambre, el de rabia y el de dolor. En poco tiempo, serás capaz de reconocer cada uno y te sentirás más confiada en tu capacidad como madre para atender acertadamente a cada una de sus necesidades.

  4. ¿Cuándo debo comenzar a amamantar?
    Todo bebé debe recibir el pecho en sus primeras horas de nacido, en un contacto inicial del cual obtendrá el calostro, líquido claro rico en proteínas y anticuerpos. La leche materna, sin embargo, por lo general llega durante el tercer o cuarto día de haber dado a luz. Los bebés están naturalmente capacitados para esperar hasta ese momento, pues usualmente tienen suficientes reservas de azúcar, grasas y líquido.

  5. ¿Cómo son las heces del recién nacido?
    Las primeras deposiciones del bebé, durante los 3 días que siguen al parto, tienen la apariencia de un material semisólido gris pardusco, y se producen de 4 a 6 veces diarias. Por lo general, el número de defecaciones en el neonato es mayor que en un niño más grande debido a su baja capacidad para retener materia fecal en el recto; sin embargo, el patrón puede variar desde una vez cada 2 días hasta 6 veces diarias. El color de las heces una vez iniciada la lactancia es amarillo oro y la consistencia es diarreica. Con fórmula pueden hacerse verdosas. Si presentan moco o sangre, debes notificarlo de inmediato al pediatra.

  6. ¿Cómo debo bañar a mi bebé?
    En un clima tropical como el de Venezuela, se recomienda un baño diario. Escoge una hora determinada para hacerlo y asegúrate de que no haya ventanas abiertas ni corrientes de aire. Usa jabón suave, preferiblemente sin olor, y asegúrate con el codo de que el agua esté tibia. Es prudente utilizar agua hervida o potable durante los primeros dos meses, pues si el bebé se la toma disminuye el riesgo de contraer infecciones gastrointestinales. Mantén todo lo que necesites para el baño al alcance de la mano y no dejes al niño solo ni por un instante. Al terminar, sécalo bien y colócale una fina capa de talco sobre el área que cubre el pañal. Algunas madres prefieren vaselina o cremas a base de óxido de zinc. Ambas formas son efectivas. Evita el uso de aceites después del baño, pues pueden obstruirle los poros. Recuerda que los primeros baños del bebé deben hacerse con una toallita o esponja húmeda, sin sumergirlo en el agua, de manera que el cordón umbilical y la cicatriz, en niños circuncidados, no se mojen en exceso.

  7. ¿Cómo debo vestir a mi bebé?
    No hace falta sobrecargar de ropa al bebé, sino ponerle la cantidad de prendas suficientes como para que se le sientan tibios el cuerpo, el cuello y las piernas. Las manos y los pies no son buenos indicadores, pues casi siempre están fríos. Nunca le pongas ropa de lana directamente sobre el cuerpo, pues en algunos bebés produce irritación. La ropa de algodón es la más recomendable, y para lavarla usa un jabón suave y asegúrate de retirar todos los restos de detergente, ya que puede ser causa de dermatitis.

  8. ¿En qué horario debe dormir el recién nacido?
    Al nacer, es posible que por varios días el horario de sueño del bebé no coincida con el tuyo. En el transcurso de las primeras semanas, las madres interactúan más tiempo con sus bebés durante el día que en las horas nocturnas y, como resultado, el niño empieza a relacionar el día con juegos, comida y actividad, y las noches significan sueño y descanso. Es en esa forma gradual como se define el patrón de sueño, hasta que alcanzan a dormir toda la noche (más de seis horas) al finalizar el segundo mes.

Lena Jahn Santorufo
CNP 21837
lena.jahn@cmdlt.edu.ve