¿Conoces el rol del Cirujano Buco-Maxilofacial?

El evento “Estado del Arte en el manejo de la sonrisa y la estética facial”, coordinado por profesionales de esta especialidad, será este sábado 14 de mayo en el Centro Médico Docente La Trinidad, en el marco del  50 aniversario de su fundación.

La cara es nuestra tarjeta de presentación. Es lo primero que vemos al conocernos y lo que define la identidad del individuo. En el rostro convergen muchas especialidades quirúrgicas, entre ellas la cirugía buco-maxilofacial definida como una especialidad de la odontología que trata las patologías quirúrgicas de la cara tanto en su diagnóstico como tratamiento quirúrgico de enfermedades, traumas y defectos; en sus aspectos funcional y estético, de los tejidos blandos y duros de la región bucal y maxilofacial.

“El rol del cirujano buco-maxilofacial es determinante, por lo tanto es vital su presencia en las áreas de Emergencia todo el año”, lo asegura Paul Maurette, cirujano buco-maxilofacial del Centro Médico Docente La Trinidad. Cuando el paciente ingresa con trauma es evaluado por el residente bajo los parámetros y protocolos establecidos por ATLS. Al estabilizar al paciente el residente llama al cirujano maxilofacial si sospecha de un traumatismo que involucre los huesos de la cara, solicita imagenología avanzada, sigue el trabajo interdisciplinario del Departamento de Imágenes de la institución. Es imprescindible la valoración en conjunto con especialista de los Servicios de neurocirugía, traumatología, cirugía oculoplástica y medicina entre otros con una atención  interdisciplinaria al caso.

Si en el paciente es portador de una fractura del macizo facial o de los maxilares no existen traumatismos o complicaciones inherentes al trauma sufrido que lo contraindique, en menos de 24 irá a quirófano y estará resuelto el caso al ser operado. Si fuese un trauma limitado a la cara solamente, una fractura o de la mandíbula, de 24 a 48 horas el paciente es dado de alta con el manejo contemporáneo del trauma maxilofacial como lo es el abordaje temprano del mismo sumado a la utilización de placas y tornillos. “Es el abordaje contemporáneo y como debe ser atendido el paciente con trauma de la cara en el siglo XXI. No concibo que alguien trate una fractura de la cara hoy en día con alambres, a pesar de saber que en los hospitales de la Venezuela actual  a veces sigue siendo la opción amarrarle la boca al paciente por 6 semanas y tratarlo sin placas, asevera Maurette.

HUESOS EN EQUILIBRIO
Lo importante de la base odontológica de la cirugía maxilofacial es el conocimiento de algo vital de la cara como es la mordida, la oclusión, la articulación témporo mandibular (ATM). Traducido como conocer la mordida del paciente, el engranaje entre ambas arcadas, la distribución de las cargas y vectores de fuerza que van desde los dientes a   los huesos maxilares, conocer la articulación témporo mandibular pues los huesos no están solos en la cara sino que existe una articulación sumamente compleja: tener en cuenta una derecha y una izquierda que funcionan a la vez. Recuerda Maurette que en “el grupo de fijación interna del esqueleto humano nacido en Suiza, la AO-ASIF en su capitulo craneofacial la mayoría de los instructores y miembros son cirujanos maxilofaciales con formación en odontología, con o sin doble titulación médica”. Lo fácil es colocar los huesos en posición, lo difícil es mantener el equilibrio de los huesos, dientes, articulación y tejidos blandos. Lo menos deseado en todo hospital es reoperar al paciente por no hacer las cosas bien. Los cirujanos maxilofaciales saben de traumatología maxilofacial porque están dedicados a esa área en exclusividad.

El avance actual de la ciencia va más allá, no sólo a microplacas de titanio sino que cuentan con placas reabsorbibles o sea que en 10 semanas la placa se disuelve y desaparece. Placas y tornillos son de material reabsorbible que sólo se metaboliza en agua.

RECUPERARSE DEL TRAUMA

Esa etapa es un proceso lento porque a diferencia de un pie o una extremidad que puede inmovilizarse y el paciente puede apoyarse en su otra extremidad, por la cara respiramos, hablamos, nos alimentamos, vemos y no hay manera de limitarle a nadie que coma, hable o vea. En verdad, ese proceso fisiológico de reparación inicial de los tejidos óseos que cubre, aproximadamente, unas 6 semanas en el ser humano lo mantendrán limitado a una alimentación blanda, aunque pueda reincorporarse a sus labores habituales a la semana; muy diferente a las técnicas pasadas que ataban la cara con alambres y permanecían 6 semanas comiendo con pitillos.

Maurette describe que “basta con una dieta blanda, abriendo y cerrando la boca, hablando, trabajando como siempre”. Por supuesto, actividades como gimnasio y paseos a la playa no les están permitidos, pero si tienen calidad de vida. A los médicos ni institución les interesa tenerlos hospitalizados 10 días sino que egresen rápido y retomen sus vida habitual lo antes posible.

FORMACIÓN EXTREMA

Lograr la especialidad no es tarea fácil. Como miembro de la Sociedad Venezolana de Cirugía Buco-Maxilofacial, Maurette, considera importante que la colectividad sepa que en Venezuela y el mundo la especialidad de cirugía maxilofacial es la única que cursa con estudios formales sobre el tratamiento de patologías que involucran huesos de la cara con más de 4 años de manejo exclusivo de las mismas. Igual que en neurocirugía los estudios formales de residencia hospitalaria de la especialidad tienen el mayor tiempo de duración (4 años) y su base es odontológica, no existiendo legalmente la especialidad médica que, por parte de la Federación Médica Venezolana, tenga la denominación de “maxilofacial”.

Europa es la única parte del mundo donde el cirujano maxilofacial es odontólogo y médico porque abarca el área de la oncología de cabeza y cuello, no existiendo en esas latitudes dicha especialidad como tal. Lo vital en casos de traumatismos es que los pacientes elijan un cirujano miembro activo de la Sociedad pues han proliferado en ésta y otras áreas de la salud cursos de diplomados y certificados de fin de semana que no brindan el tratamiento de calidad. Dirigirse a un profesional, según el tipo de patología que acuse, y no tener reparos en exigir formación y trayectoria al momento de escoger especialista.

DOCENCIA AL DÍA
Desde la rehabilitación avanzada implantosoportada y el tratamiento ortodóntico quirúrgico de las anomalías dentofaciales tendrán oportunidad de poner al día los especialistas que asistan al evento coordinado por Paul Maurette, del Servicio de Cirugía Buco-Maxilofacial CMDLT, a efectuarse en el auditorio “Carlos Klemprer” de esa institución. 

Dictado por los especialistas Marvis Allais (cirujano buco-maxilofacial), Víctor Sánchez (odontólogo especialista en estética), Rubén Ojeda (técnico en prótesis dental), Eduardo García (ortodoncista),  Wilmer Palacios (otorrinolaringólogo) y Paul Maurette (cirujano buco-maxilofacial).

Información e inscripciones en la gerencia del Centro de Extensión del Conocimiento por los teléfonos 0212.9496249 / 9496449 y cec@cmdlt.edu.ve

 

Blanca García Bocaranda
CNP 620
garbo64@gmail.com