Movimientos milimétricos ejecutan la ortodoncia

La mejor carta de presentación es una sonrisa sana y agradable. Siempre se ha dicho que sonreír ayuda a bajar el estrés, la ansiedad, rejuvenece la apariencia, crea confianza y mejora la autoestima. Para muchos hombres una mujer es más atractiva y transmite mucho más con una sonrisa que con el maquillaje.

Los aspectos estéticos y de salud bucal cada vez cobran más valor y quienes por naturaleza no tienen esa apariencia perfecta cuentan hoy con los avance en ortodoncia, que es el tratamiento odontológico encaminado a corregir la mala posición de los dientes o anomalías de la forma y tamaño en los maxilares. La palabra viene de raíces griegas pues orto significa recto y doncia, dientes. El procedimiento ortodóntico genera movimientos deseados e indeseados que se deben contrarrestar para llegar a los objetivos planteados con el paciente y ha de ser realizada por un ortodoncista.

Al buscar opciones en ortodoncia de tratamientos estéticos surgen los avances en brackets transparentes de saphiro, cerámicos autoligados, brackets metálicos mini o un sistema de placas transparentes que ejecutan los movimientos dentales milimétricamente. “El paciente puede cambiarse los alineadores con una secuencia de los mismos,  y es guiado de principio a fin por el ortodoncista certificado, siendo lo máximo en el mercado americano actual”, asevera Alejandro Kovac´s, ortondocista del Centro Médico Docente La Trinidad.

IMPERIOSA NECESIDAD

Tener una dentadura irregular urge a la consulta especializada. Algunas de las anomalías de los maxilares o dientes son debidos a la genética familiar. Igual los  hábitos dañinos  en el uso de nuestros dientes hacen que éstos crezcan torcidos o en mala posición. Se trata de  rutinas perjudiciales que han de ser corregidas durante el tratamiento de ortodoncia para alcanzar resultados permanentes.

En ortodoncia –explica Kovac´s- hay 2 fases de tratamiento como son la interceptiva y la correctiva. La primera etapa es la ortodoncia interceptiva que comienza en niños  entre los 6 años y medio y 7 años, edad muy puntual en la cual los padres deben llevar a sus hijos al ortodoncista. La segunda fase es ortodoncia correctiva en la cual el problema está establecido y el niño ya alcanzó su desarrollo completo. De esta forma el especialista recibe al paciente desde edad muy temprana para controlar la erupción de los dientes y moldear los huesos de la mandíbula y del maxilar antes de que exista el desarrollo definitivo del paciente.

Al concluir el tratamiento de ortodoncia los dientes pueden moverse a su posición inicial si no usan los aparatos retenedores porque los dientes tienden a volver al sitio donde estaban antes, cual efecto “memoria”. A ese movimiento se le denomina recidiva, por lo tanto el paciente debe comprometerse a usar los retenedores por largo período de tiempo para lograr la estabilización del caso.

JUICIO A LAS MUELAS

Existe un tabú por el cual los pacientes que perdieron su tratamiento de ortodoncia debido a terceros molares (muelas del juicio) creen  que éstas hicieron que los dientes se movieran luego de finalizar la ortodoncia. Lo cierto es que a las muelas del juicio las extraen dependiendo de cada caso. En verdad no está totalmente descifrado de manera científica que éstas sean las responsables de ese movimiento dental porque se han diagnosticado casos que aún no teniéndolas, los dientes se han movido.

En ciertos casos las muelas del juicio pueden ser beneficiosas como al tener un segundo molar cariado con restauraciones, con tratamientos amplios y que ya no ameritan estar en boca. Si se tiene un tercer molar, éste puede sustituir a la pieza afectada como si fuese un “caucho de repuesto”, para hacerlo más comprensible. En  algunos pacientes se puede hacer que los terceros molares sustituyan a los segundos molares si éstos se encuentran en mal estado sólo con ortodoncia y se mueva la muela del juicio a la posición del segundo molar. Todo lo descrito exige un diagnóstico y plan de tratamiento por parte de un ortodoncista certificado bajo las grandes y reconocidas sociedades de especialistas venezolanas, amén de la American Association of Orthodontics y la World Federation of Orthodontics.

SONREÍR CON LAS ENCÍAS

La sonrisa gingival amerita un estudio minucioso para saber la cantidad de encía que se expone al momento de sonreír y en estado de reposo, además según el sexo del paciente dependerá la cantidad de encía expuesta. Los problemas gingivales están relacionados muchas veces con un exceso vertical del maxilar producto de descenso anormal del mismo o que el tejido a nivel de los labios es corto o una combinación de ambos factores. Bajo ciertas características de los pacientes pueden ameritar un tratamiento de ortodoncia o una cirugía ortognática con ortodoncia a fin de poder tener excelentes resultados para toda la vida.

EXENTOS DE ORTODONCIA

Sobre quienes no pueden someterse a la ortodoncia, Kovac´s orienta sobre una clasificación de pacientes que presentan complicaciones neurológicas y episodios continuos de convulsiones y por ende, corren riesgo de tragarse los aparatos o aditamentos que presentan en boca. Otros pacientes que no pueden ser sujetos a tratamiento son aquellos con osteoporosis y que consumen biofosfonatos, pues producen una especie de anquilosamiento de los dientes (no se mueven) y es preferible negarse a la ortodoncia. Pacientes diabéticos mientras están controlados no muestran problemas, pues a veces el alambre pudiera producir algún tipo de lesión muy pequeña e indiferente, pero de no seguir a cabalidad  su medicación se exponen a complicaciones.

Los beneficiados con ortodoncia reportan aumento de seguridad o autoestima en su personalidad, cambios estéticos apreciables y mejoras funcionales. La calidad de vida es óptima por lo tanto al final del tratamiento son casi otra persona. Es vital la planificación y el diagnóstico preciso pues en manos no profesionales borrarían la sonrisa del paciente para siempre.

La duración del tratamiento convencional, biológicamente hablando, es de 2 años y medio. Puede ser más corto dependiendo de las características del compromiso del paciente en cuanto al cuidado de la aparatología, higiene dental y cumplimiento de sus citas. La responsabilidad demostrada es vital para llegar a buenos términos en ese espacio determinado de tiempo.

 

Blanca García Bocaranda
CNP 620
garbo64@gmail.com