La cirugía cardiovascular de cara al futuro

Dr. Orlando Moreno, cirujano cardiovascular del CMDLT

Innovadores del corazón se apoyan en las tecnologías 2.0 para optimizar reparaciones de las válvulas mitral y aórtica.

La  cirugía cardiovascular y cardiología son atendidas por profesionales con instinto innovador que han sabido cruzar las nuevas fronteras de la especialidad de cara al futuro. Los resultados están en las vidas salvadas a diario mediante procedimientos mínimamente invasivos y endovasculares tanto en la válvula mitral como en la aórtica. Conscientes de la dificultad que supone conseguir las válvulas se valora mucho más la reparación de cualquiera de    éstas beneficiándose con su válvula nativa más que con alguna prótesis de última generación en muchos casos.

Son procedimientos dirigidos en su mayoría a una población joven que se beneficia con esta técnica en vez de realizarles reemplazos con prótesis mecánicas o biológicas aunque sean de altísima tecnología hechos con materiales que pudieran causar riesgos luego de ser implantados. “En centros de alta eficiencia se practican con excelentes resultados y ya nosotros hemos iniciado el desarrollo en procedimientos de reparación en ambas válvulas”, explica el cirujano cardiovascular Orlando Moreno, del Centro Médico Docente La Trinidad”.

La experiencia mayor es en reparación de la válvula mitral y en fecha reciente han comenzado la etapa de desarrollo sobre la válvula aórtica. Los favorecidos han sido personas jóvenes con expectativas de larga vida, mujeres en etapa fértil con anhelo de salir embarazadas quienes por distintas razones no se les ayudaría con el implante. La realidad es que estos pacientes desconocen su afectación cardíaca, en varios casos, porque los síntomas de inicio son muy discretos y cuando son más evidentes acusan cansancio fácil en sus actividades habituales o sufren desmayos bruscos (síncopes) que se presentan sin causa o la muerte súbita. Es lamentable que sean diagnosticados tardíamente y la idea es que consulten a tiempo para  someterse a alguno de los procedimientos ejecutados en Venezuela y resto del mundo.  

Escenario para el evento

Como todos los años el Servicio de Cirugía Cardiovascular en conjunto con el Servicio de Cardiología realizó su evento anual para quienes ejercen en el área de estas especialidades y este año se volcó en los individuos que trabajan en procedimientos novedosos de su práctica médica enfocando todo lo innovador, las nuevas fronteras de ambas desde donde apuestan al crecimiento y desarrollo de herramientas motivadoras para los profesionales participantes.

Desde hace un año el Centro Médico Docente La Trinidad desarrolla un instrumento informático en la educación a través de las redes 2.0 telemedicina y, más recientemente, la teleconsulta. En esta cita docente se transmitió la valiosa experiencia compartida con otros centros asistenciales que igual trabajan en el aspecto de educación a distancia porque consideran que el futuro de la docencia no será de individuos confinados a un aula sino la enseñanza a distancia sin necesidad de estar localizados en determinado ambiente y siempre apoyados en la tecnología de las comunicaciones.

Toda una oportunidad para comunicar la experiencia apoyados en especialistas del CMDLT y del país abocados a procedimientos vanguardistas como es el tratamiento de la válvula aórtica y que la forma más eficiente de trabajar es conformando un equipo multidisciplinario en la especialidad o “Heart Team” con lo cual los pacientes saldrán favorecidos. Fue en 2011 cuando efectuaron los primeros implantes de válvula aórtica por vía percutánea y en 2012 lo hicieron por mínimas incisiones invasivas.

Ritmo alterado

Otro tema son los problemas de alteraciones del ritmo cardíaco en personas de mayor edad y para ellos también están en desarrollo procedimientos diagnósticos y terapéuticos en el CMDLT como centro vanguardista en esta patología. La fibrilación auricular es un tipo de arritmia muy frecuente en personas con o sin enfermedad valvular o cardíaca, en mayores de 60 años y causan hospitalizaciones recurrentes e inclusive muerte repentina. En Medicina están en desarrollo terapéuticas farmacológicas, procedimientos invasivos en sala de hemodinamia y cirugías para la patología, aspectos que fueron objeto de análisis en el evento para transferir conocimiento y compartir las experiencias de otras instituciones.

La práctica de los avances estuvo en el WetLab celebrado para cirujanos cardiovasculares, residentes de cirugía cardiovascular y especialistas interesados en ciertas técnicas. Fue ejecutado, luego de la parte teórica, con modelos de corazones de cochino para la experiencia en 3 procedimientos de reparación de la válvula mitral.

Simuladores: La gran inversión

Para Moreno en el rol vital de entrenamiento con simuladores en docencia nos hemos quedado muy rezagados, siendo una estupenda herramienta docente que ya se utiliza en muchos centros. “Aún los postgrados de entrenamiento están basados en métodos arcaicos y ortodoxos para el aprendizaje, las salas de entrenamiento actuales son los quirófanos con pacientes guiados por el instructor lo cual hace que la curva de aprendizaje de los futuros cirujanos prácticamente no se logre con la premura deseada sino que ameriten de más años para lograr un cirujano altamente capacitado”, asevera.

Con la introducción de modelos, no sólo animados como en el taller realizado, sino con los inanimados esa curva de aprendizaje del cirujano se acorta en un tiempo enorme así cuando ese especialista trate a seres humanos ha abarcado una gama de experiencias, ha podido aprender y sus equivocaciones no las han sufrido seres humanos sino cuerpos artificiales. Es una docencia vital para el presente y futuro de la óptima práctica médica.

Es obvio que requerimos personas, equipos de alta tecnología y resultan costosos, pero, ¿en verdad cuánto cuesta realmente entrenar a los cirujanos? Los simuladores son una inversión a mediano y largo plazo que beneficiará a la humanidad, por ello es que desde hace 6 años enseñan con este tipo de modelos  a residentes de postgrados de hospitales públicos  que acuden al CMDLT para practicar bajo instrucción de especialistas.

Blanca García Bocaranda
CNP 620
garbo64@gmail.com