RESIDENCIA ASISTENCIAL EN MEDICINA HOSPITALARIA (RAMH):
educación médica de postgrado basada en competencias

Dra. Michelle López Luzardo

 

Mucho de vocación, voluntariado y satisfacción ciudadana tiene la docencia en salud. Docencia es la palabra clave en la formación del profesional médico. De ello se trata la Residencia Asistencial en Medicina Hospitalaria (RAMH) del Centro Médico Docente La Trinidad.

Hace 4 años se dio inicio a este programa cuyo principal objetivo es la formación y capacitación del cuerpo de médicos residentes que atienden a los pacientes hospitalizados en la institución.  “El programa RAMH combina la función asistencial con un componente médico importante y constituye un nivel de educación que prepara a los cursantes para ingresar a  las diversas residencias de especialidades médico-quirúrgicas”, señala la doctora Michelle López Luzardo, coordinadora del Departamento de Educación del CMDLT y jefe del Servicio de Pediatría en la institución.

El componente académico de la RAMH atiende varias vertientes como son medicina interna, cirugía, pediatría, cuidados intensivos, cuidados de enfermería y aspectos emocionales de la práctica médica. “A este último tema se le adjudica una importancia primordial, ya que se considera que la esfera emocional juega un papel de primer orden en el tratamiento integral del paciente y en su relación con el equipo de salud”, señala López Luzardo.

LAS COMPETENCIAS

El programa de la RAMH está fundamentado en el nuevo paradigma de la educación médica basada en competencias, en el cual el aprendizaje deja de ser jerarquizado de profesores a estudiantes y pasa a ser construido por ambas partes. Se pretende abandonar progresivamente el antiguo método de las clases magistrales que le otorga mayor importancia a los conocimientos e incorporar, con un peso equivalente o aún mayor, el desarrollo de las competencias expresadas en habilidades, destrezas y valores. De esta manera, se persigue una formación más integral del residente, dándosele un espacio importante al desarrollo de lo que se entiende por “profesionalismo médico”.

Explica López Luzardo que “el componente académico de RAMH incluye sesiones académicas en las cuales se discuten temas enmarcados en las vertientes especificadas anteriormente, presentaciones de casos clínicos y cursos especiales”. Cada semana se realizan reuniones con apoyo psicológico especializado para tratar los aspectos vinculados con la salud emocional del equipo, incluyendo por supuesto a los residentes. Una dimensión innovadora de este programa es el Sistema de Tutorías, el cual consiste en que cada residente está asignado a un tutor que le sirve de guía y apoyo durante ciclos de 15 días. Durante ese tiempo, el tutor asiste al residente en la presentación de casos clínicos y lo supervisa en la atención a los pacientes hospitalizados que tiene a su cargo, naturalmente en coordinación con el médico tratante correspondiente.

POSTGRADO DE PEDIATRÍA

Este 2016 comenzó el postgrado cuya duración es de 3 años, de los cuales el primero lo constituye la RAMH, con la particularidad de que los 3 últimos meses de este primer año lo dedican a la atención exclusiva de pacientes pediátricos.

A partir de ese momento, los residentes se integran al Departamento de Pediatría de la institución e inician su programa de rotaciones por los distintos servicios de Hospitalización, Emergencia, Cuidados Especiales, Terapia Intensiva Pediátrica, Terapia Intensiva Neonatal, retén de Recién Nacidos Sanos y Consulta Ambulatoria. El postgrado de Pediatría del CMDLT tiene la certificación de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, así como del Colegio de Médicos del Distrito Metropolitano de Caracas.

Blanca García Bocaranda
CNP 620
garbo64@gmail.com