Detección precoz es la clave en tumores de cabeza y cuello

Los cánceres de cabeza y cuello son usualmente tumores que comienzan en tejidos del interior de esa zona, sobre todo en nariz, garganta y boca. Se clasifican de acuerdo al sitio de su aparición, como la cavidad oral o nasal, la faringe y los senos paranasales. La detección precoz es la clave de los mejores pronósticos.

“Las patologías de cabeza y cuello ameritan ser atendidas por equipos multidisciplinarios porque en ese grupo de profesionales se dan cita los especialistas preparados para diagnosticar y tratar estos tumores”, señala el Dr. Alirio Mijares, cirujano de cabeza y cuello del Centro Médico Docente La Trinidad (CMDLT).

La Clínica de Cabeza y Cuello del CMDLT se encarga de los casos de lesiones benignas y malignas, incluyendo el tratamiento integral  con radio y quimioterapia principalmente en diagnósticos oncológicos. Sin embargo, la mayoría de la consulta está motivada por enfermedades de tiroides, glándulas salivales, laringe, piel, senos paranasales o ganglios en el cuello. Cuando las lesiones de laringe son inflamatorias, el abordaje corresponde al otorrinolaringólogo, en cambio, las formaciones benignas o malignas son competencia del cirujano de cabeza y cuello.


POBLACIÓN DE ALTO RIESGO
Pudieran tener carácter oncológico los tumores en personas con hábito tabáquico asociado al alcohol, historia familiar de cáncer, alimentación pobre, aspecto genético demostrable, exposición a asbesto u otras sustancias fuertes en fábricas y pacientes con reflujo gastrointestinal. Actualmente se están recibiendo muchos pacientes menores de 18 años por tumores tiroideos, por lo cual es determinante que los padres consulten a médicos especializados en el área si su hijo recibe ese diagnóstico.

Algunos síntomas de alerta que ameritan asistir a la consulta son la detección de bultos o masas en el cuello, aumento de volumen en esta parte del cuerpo, ronquera o pérdida de voz por más de 15 días sin mejoría y bajo tratamiento o cualquier otro problema que haya sido evaluado anteriormente sin obtener solución. “Al dermatólogo corresponde todo lo referente a la piel, el otorrinolaringólogo cubre los aspectos inflamatorios mientras que el cirujano de cabeza y cuello maneja lo benigno y maligno de las demás especialidades”, describe Mijares.

Por suerte, la detección temprana ha aumentado gracias a un mayor acceso a información en salud a través de redes sociales y medios digitales. Otorrinolaringólogos, gastroenterólogos, neumonólogos, internistas y odontólogos son quienes más refieren casos a este especialista. No necesariamente son pacientes quirúrgicos, muchos pueden obtener mejoría con tratamiento médico basado en antibióticos y antiinflamatorios.


ACTUALIZACIÓN PARA ESPECIALISTAS
El pasado 1 y 2 de diciembre tuvieron lugar en el CMDLT  las Jornadas de Actualización de Cáncer de Cabeza y Cuello. El evento estuvo coordinado por el doctor Alirio Mijares, del Servicio de Cirugía y la Clínica de Cabeza y Cuello del CMDLT, y contó con el aval de la Sociedad Venezolana de Oncología y la Federación Latinoamericana de Sociedades de Cirugía de Cabeza y Cuello.

Entre los expositores hubo invitados internacionales: Rogelio Dedivitis (Santos, Brasil) y Zaki Toussian (Medellín, Colombia). Participaron también los especialistas venezolanos Alirio Mijares, María Isabel Agostini, Esteban Agudo, Luis Arturo Ayala, Doris Barboza, Jon Barriola, Edgar Brito, Rafael Casanova, Anderson Cepeda, Marjorie Chaparro, Alejandro Cordero, Juan Enmanuelli, Jesús García Colina, Cristina García, Esteban Garriga, Gustavo Gotera, Napoleón Guevara, Raúl León, Justo López, Lorena Lion, Aisa Manzo,  José Francisco Mata, Alejandro Martínez, Richard Noda, Alberto Pérez Morell, Wilfredo Perfetti, Argimiro Rodríguez, Herman Scholtz, Emelissa Sosa, María Alejandra Torres, Juan Carlos Valls, Raúl Vera Gimón, Daniel Verdecchia y Mariana Villaroel.

Blanca García Bocaranda
CNP 620
garbo64@gmail.com